10 películas sobre ciberseguridad y delitos digitales

10 películas sobre ciberseguridad y delitos digitales
La industria del cine ha enfocado el tema de la ciberseguridad en las últimas dos décadas debido a la expansión de Internet y la transformación digital en marcha. El enfoque del tema ha ido cambiando y diferentes directores de cine han delineado varios aspectos de la trama general. Podemos observar la evolución de los argumentos a lo largo de los años con algunos ejemplos y ver qué preocupaciones se han plasmado en las películas con mayor atención.

La importancia de la seguridad y ciertas frustraciones sobre la confiabilidad de las computadoras se pueden rastrear incluso hasta Jurassic Park lanzado en 1993. Fue un problema en el sistema de seguridad que en realidad convirtió un parque de diversiones en un lugar muy peligroso.

Sin embargo, es más probable que a principios de la década del 2000 podamos ver el problema de la seguridad de los datos en las películas. Hay ejemplos de hackers y robo de datos personales en la película "Takedown" (2000) o la participación de hackers en un robo significativo como en "The Italian Job" (2003). Cinco o seis años después, las tramas cinematográficas ya cubrirían fraudes contables a mayor escala con dinero sacado de un banco sin bombas ni armas, como en “Firewall” (2006) donde un especialista en seguridad se ve obligado a ser un villano. “Hacking Democracy” (2006) contó la historia de hackers que amenazaron la democracia de Estados Unidos manipulando la votación, habiendo predicho escándalos mediáticos de nuestro pasado reciente.

Los problemas de la violencia en Internet y la privacidad de los datos se plantearon en la década de 2010 con películas como "Cyberbully" (2015), donde una adolescente es chantajeada por un hacker que amenaza con publicar fotos de ella desnuda. Manteniéndose dentro de los límites del género de terror, “Unfriended” (2014) aborda problemas tan graves como el suicidio adolescente como resultado de la humillación pública en Internet. "Open windows" (2014) también trae a colación el tema de la exposición de la vida personal y el acecho digital.

También es interesante que incluso las películas más taquilleras prestaron atención a la ciberseguridad en la década de 2010 e incluso en la de 2000. El personaje de Bruce Willis, John McClane, lucha contra un ciber terrorista en "Die Hard 4", mientras que el personaje de Tom Cruise, Ethan Hunt, en "Misión: Imposible - Protocolo fantasma" (2011) tiene que lidiar con problemas de seguridad cibernética a nivel internacional.

La tercera temporada de la famosa serie de televisión Black Mirror (2016) también ofrece elementos en los que pensar con un resultado inesperado del tema aparentemente familiar de una cámara portátil pirateada. Los intentos de comprender el problema de la privacidad en el mundo moderno van más allá, ya que cada año afecta a más personas. Con el 2020 a nuestras espaldas y el bloqueo de Covid-19 estableciendo nuevos estándares y marco para el proceso de digitalización, experimentamos nuevos desafíos para la seguridad cibernética y la protección de datos personales. Por lo tanto, podemos esperar que la industria cinematográfica continúe explorando estos temas en un futuro próximo.