Los pilares de la cultura corporativa de DataArt

20 julio
Los pilares de la cultura corporativa de DataArt
Como parte de la celebración de nuestro 23 aniversario, entrevistamos a Mikhail Zavileysky, líder global de desarrollo organizacional de DataArt. En este artículo, vas a poder conocer sus respuestas sobre la historia y la cultura de la compañía, así como los principios que sustentan nuestra forma única de hacer negocios.

Mientras la economía mundial atraviesa una nueva fase de turbulencia, podemos afirmar que DataArt está navegando con confianza a través de la tormenta. A lo largo de la historia, la compañía sobrevivió a una serie de crisis, y esa experiencia previa nos enseñó a sacar lo mejor de cada una de ellas.

En nuestro 23 aniversario, entrevistamos a Mikhail Zavileysky, una de las personas con más experiencia en DataArt y un destacado defensor de su cultura corporativa. Ha sido jefe de operaciones en Rusia desde 1998 y miembro de la junta directiva desde 2002. Un año más tarde, fue nombrado COO y, en 2009, se convirtió en gerente general.

Mikhail es la fuerza impulsora detrás de la expansión global de DataArt; ha supervisado las operaciones de los 12 centros de I+D en Europa y América Latina. Sus responsabilidades principales incluyen la gestión de recursos humanos, gestión de riesgos y desarrollo de negocios. Además, introdujo un ecosistema de conocimiento, que abarca cada área de las actividades de la compañía y facilita políticas efectivas para trabajar con subcontratistas e instituciones educativas.

P: ¿De qué se trata DataArt?

R: Desde el primer día, DataArt se ha centrado en ayudar a las personas. Adoptar un enfoque humano y poner siempre a las personas primero, son los principios rectores que subyacen a cada decisión estratégica y táctica que tomamos. Siempre hemos creído en una empresa basada en la confianza, priorizando los intereses de los empleados, la colaboración y la toma colectiva de decisiones. Ciertamente, enfrentamos escepticismo a veces. Pero durante 23 años, demostramos que nuestro modelo es sostenible.

La compañía fue creada para servir a sus clientes, empleados y accionistas, no para consentir a la alta gerencia.

P: ¿Cómo fue posible construir una empresa centrada en el cliente?

R: Nuestro objetivo siempre fue poner a los clientes primero; después de todo, son ellos quienes determinan el propósito del trabajo de nuestros ingenieros, mientras que éstos hacen lo que más aman hacer: desarrollar nuevos sistemas de software. En mi opinión, los informes exhaustivos y la microgestión crean una ilusión de control que no es cierta. Es por eso que, desde la gerencia, solo nos enfocamos en controlar las funciones comerciales importantes, mientras que permitimos que nuestros ingenieros hagan tranquilos su trabajo, en beneficio de nuestros clientes.

P: ¿Cómo describirías a la cultura de DataArt?

R: Nuestra cultura corporativa no se basa en lo que hacemos, sino en lo que NO hacemos: no toleramos la agresión ni la irresponsabilidad. Después, cada profesional aporta su propia historia, estilo personal y tradiciones culturales. DataArt está creciendo en un 20%-30% anualmente, y continuamente estamos dando la bienvenida a nuevos colegas.

Nuestro entorno está diseñado para garantizar que todos colaboren con éxito para brindar las soluciones que nuestros clientes necesitan.

DataArt se basa en la confianza, por lo que no imponemos una serie de políticas ni aceptamos la microgestión. En este sentido, me gusta tomar prestado un lema acuñado por Google: "no seas malvado". Nos enorgullecemos de nuestra fuerza laboral internacional; reconocemos y celebramos nuestras diferencias culturales. Es por eso que creamos un entorno donde la tolerancia es imprescindible.

P: ¿Qué tipo de personas atrae la cultura de DataArt?

R: Los fundadores de DataArt son pensadores independientes, y cualquier persona que se sienta identificada con esto puede prosperar en la cultura que hemos creado. Entendemos que no es necesario que todos tengan el mismo punto de vista de la gerencia para que la empresa avance. Nuestro enfoque es el logro y la excelencia, por lo que las nuevas ideas siempre son bienvenidas, sin importar de quién vienen.

Cada empleado, independientemente de su posición en la empresa, tiene derecho a expresar su propia opinión. Todas nuestras formas de comunicación son abiertas y transparentes. Por lo tanto, los empleados pueden trabajar en los proyectos que más se alinean con sus intereses y talentos. Este tipo de flexibilidad saca lo mejor de las personas y es el núcleo de DataArt.

P: ¿De qué manera se refleja la cultura de DataArt en su estructura organizacional?

R: Una cultura basada en la confianza fomenta una estructura organizativa plana. Los pensadores independientes no se sienten cómodos cuando tienen encima múltiples capas de management. Cada cuenta tiene su propia jerarquía, procesos y composición: equipos ágiles o SCRUM. Nuestro enfoque centrado en el cliente dicta que cada equipo se debe estructurar de la manera que mejor satisfaga las necesidades del cliente.

Nuestro desarrollo comercial incorporó prácticas por industria. Cada una tiene su propia cultura particular, y algunos tienen una jerarquía más estricta que otros, pero todos siguen siendo relativamente planos. En nuestra experiencia, cada vez que un líder absoluto emerge en un grupo, esta persona a menudo se convierte en un cuello de botella.

También buscamos formas de facilitar el intercambio de conocimientos. Los ingenieros tienen la oportunidad de moverse entre proyectos, enriquecerse mutuamente y buscar ayuda cuando sea necesario. Dentro de DataArt, tenemos "gremios": comunidades profesionales que reúnen a los empleados en función de sus intereses profesionales, ya sea en función de su especialidad o área de enfoque, para compartir experiencias entre oficinas y ayudarse mutuamente en su trabajo.

Un efecto secundario de nuestra estructura plana es su aparente complejidad para los nuevos empleados. Requiere tiempo para adaptarse. Creemos que este es el precio que pagamos por flexibilidad, estabilidad y tolerancia.

P: ¿Qué característica es fundamental para el éxito de DataArt?

Yo diría que la “artesanía”. Si bien esta es una palabra que no se puede asociar de inmediato con una empresa de TI moderna, la habilidad que cada ingeniero aporta es fundamental para brindar una solución excepcional. Los humanos piensan de una manera específica y tienen una gran cantidad de experiencias y conocimientos. Es por eso que encuentro exagerados que los rumores de que la IA pronto nos reemplazará.

Las personas son inteligentes, y confiamos en otorgarles responsabilidades exclusivas y dejar que actúen de manera independiente, por ejemplo, mientras implementan un gran segmento de trabajo. Sabemos que los profesionales talentosos, artesanos, pierden la motivación cuando se viola su autonomía. Es por eso que no apoyamos la microgestión.

P: ¿Cómo ves el crecimiento y el impacto potencial en su cultura?

Nuestro negocio siempre ha estado orientado hacia el crecimiento. Queremos que nuestros colegas se queden con nosotros a largo plazo y para eso deben ser desafiados. Solo a través del crecimiento podemos ofrecer oportunidades para el desarrollo profesional, esencial para los pensadores independientes que prosperan en un entorno meritocrático.

P: ¿Esta estructura es escalable a largo plazo?

Creemos que sí, aunque después de años de crecer al 30% o más anualmente, a veces es bueno tomarse un respiro. Pero de ninguna manera creemos que nuestra estructura nos limita; todo lo contrario. Nuestra compañía continuará creciendo a largo plazo manteniendo su cultura intacta y respetando la estructura que ha hecho de DataArt una compañía tan especial.